Yo estuve allí

«Yo estuve allí», la nueva gran obra de SFDK homenaje a su trayectoria



La pasada noche del jueves, una de las bandas más míticas del panorama de la música rap en España, SFDK, nos sorprendió con el lanzamiento de un nuevo tema: «Yo estuve allí». Una canción homenaje a la trayectoria de la propia banda,en la que la música de Óscar Sánchez tiene como protagonistas al violín tocado por Carlos Erbez y al bajo por Román Groove.

Yo estuve allí

En cuanto al videoclip dirigido por Saot St, éste se encuentra rodado en el Cementerio de Sad Hill, una obra que fue construida en la provincia de Burgos para el rodaje de la escena final de la película «El bueno, el feo y el malo». En él, con las referencias de Metallica y Clint Eastwood, podemos ver cómo los miembros del grupo hacen un ritual de alianza con sangre «hasta que la muerte nos separe».

Puedes ver el videoclip y la letra, a continuación.

LETRA

Llantos, flores y alabanzas
dejar un hueco tan grande como un camión de mudanzas.
Nada me impide avanzar
excepto la duda de si fue por ego o por romper una lanza,
por amor o por llenar la panza.
Fue por pasión o por venganza.
Le ruego a mi cerebro descansar
quiero vivir con la esperanza
de otros 25 años de alianza de SFDK.
Más no tensar pa’ no romper la tansa
y guardo en casa temas nuestros en cinta TDK.
Lo mío es tuyo siempre y sin fianza
y te doy las gracias por tu enseñanza y ser el hermano al que escuchar.
Tú mi escudero, tú mi sancho panza
a mí siempre me diste cancha.
Me aportaste la sangre la sangre templa’.
Si no me arrojo contra los molinos.
Castilla es ancha y tiene mis canciones, si me quieren recordar.
«Su cuerpo ya no está» dirá el forense.
Sin darte un segundo pa’ que lo pienses.
Sabes que alguna vez lo pensé.
Pero no cederán los vientos de esta tienda canadiense.
La carpa es grande, ríanse creciendo a lo circense.
Pero César llega, mira y vence.
Imagínense, las guerras dan sed.
Y esto es tirar de los extremos de la cuerda sin que tense.

¡Eh! Que si volviera a nacer.
Moviendo el tiempo hacia atrás
con todo por conocer.
No lo tendría que pensar.
Ahórrense el preguntar.
Yo quiero pertenecer
A SFDK
A SFDK

Por los inicios y las vicisitudes.
por el cuarto piso y la odisea en el lodo, pa’ que rule.
To’s nuestros discos en vinilo pa’ que duren
más que los servidores de YouTube.
Tengo esas fotos en papel y no en la nube
existen nubes de papel en Google que alaban nuestras virtudes.
Y a hacer carrera con las inquietudes
sin que nos pinchen en las radios ni en los clubes.
El viejo taxi convertido en Uber.
Cabe en todas las edades, llega a to’ las latitudes.
Varios géneros sexuales, unos bajan, otros suben.
Seiscientas páginas pa’ hacer un resumen.
Y ahora nos tratan de sus majestades.
Defiendo el puesto con hacienda, haciendo juegos, malabares.
Cinco años sin pisar los bares
aprendiendo a llorar cristales
y enseñándole al pijo modales.
Las aguas vuelven a su cauce
ya dejé de ser el sauce mecido por la apatía.
Hermano mío, no olvidemos aquellos días
ni a quién nos dejó descalzo en el desierto de Almería.
Por nuestros huevos que esto se levantaría
con producciones y poesía.
Dieciocho mil personas con el alma entumecia’.
Haciendo historia, celebrando aquí en Sevilla un cuarto ‘e siglo ‘e trayectoria.

¡Eh! Que si volviera a nacer.
Moviendo el tiempo hacia atrás
con todo por conocer.
No lo tendría que pensar.
Ahórrense el preguntar.
Yo quiero pertenecer
A SFDK
A SFDK




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.