insecto robótico

Un ingeniero crea un insecto robótico que usa biomiméticos para imitar a uno real



El ingeniero aeronáutico francés Edwin van Ruymbeke ha superado los objetivos de crowdfunding para construir un insecto robótico y el resultado es una ave biónica de control remoto que imita el movimiento de un ave real o un insecto volador. Para conseguirlo, se utiliza un método único llamado biomimética, que denota métodos sintéticos que emulan procesos naturales.

Según informa DesignBoom, este insecto Metafly puede tomar un vuelo más rápido o más lento y maniobrar alrededor de cualquier cosa. Su peso es inferior a 10 gramos, mide 19 cm de largo y tiene una envergadura de 29 cm. Unas características que le permiten alcanzar velocidades máximas de 18 km/h. Asimismo, el ajuste del ángulo de la cola altera las características de vuelo y el movimiento es manejado por un motor mecánico sin núcleo con un disipador de calor de aluminio, alimentado por una batería de polímero de litio híbrido

De acuerdo con el vídeo de presentación, el robot está prácticamente a prueba de choques gracias a sus alas elásticas hechas de fibra de carbono, polímero de cristal líquido y polipropileno orientado. 

El precio minorista previsto es de 129 €.

En otras noticias relacionadas, los perros robot en autos sin conductor: el sistema de reparto del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.