Cómo conseguir que el amigo moroso te pague

Prestar dinero es algo que se hace rápidamente. Sin embargo, conseguir que nos devuelvan el dinero prestado puede llevar más complicaciones. Hay cantidades de dinero por las que no merece la pena complicarnos la vida, aunque si el dinero prestado supone una cifra considerable y la queremos recuperar, deberíamos tener un tacto especial.

Pedir dinero, aunque sea el nuestro, no es algo cómodo y menos si es a una amistad o a una persona cercana en nuestro entorno. Pero, hay una serie de consejos que nos pueden facilitar esta tarea.

1. Establece un tiempo de devolución.

Antes de prestar el dinero, llega a un acuerdo con la otra persona para establecer una fecha de devolución. Puedes argumentar que necesitas el dinero para hacer una compra o pagar un recibo en tal fecha. Puede sonar algo frío sí, pero dejar las cosas claras antes de hacerlo, ayuda mucho a que la otra persona te devuelva el dinero.

2. Cobra rápido.

Cuánto más tiempo dejes esperar, peor, más difícil te resultará pedir el dinero. Ponerte una fecha límite para efectuar el cobro puede resultar de gran ayuda.

3. No te sientas mal por reclamar el dinero.

Cuanto más intimidad tengas con tu amistad, aunque parezca mentira, más fácil debería ser solicitar el dinero prestado. Pero si aún así tienes timidez o vergüenza por pedir el dinero, piensa que si tu amistad no tuvo reparos en pedirte el dinero, tú tampoco deberías tenerlos.

Por último, hay un elemento que siempre te puede ayudar, el humor. A la hora de reclamar el dinero, utilizar el humor o la ironía puede ser muy útil. Puesto que hará ver que no estás enfadado o molesto por ello, a la vez que le recordarás a la persona que te tiene que devolver el dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.