técnica Pomodoro

¿Qué es la técnica Pomodoro y cómo aplicarla para ser más productivo?



Si crees que pierdes demasiado tiempo al final del día y estás buscando algún tipo de herramienta o ayuda que sirva para mejorar tu productividad, puedes probar a aplicar la técnica Pomodoro.

Pero, ¿qué es la técnica Pomodoro?

Se trata de un método de trabajo que fue propuesto por el italiano Francesco Cirillo en los años 80 y cuyo nombre está vinculado a los relojes de cocina que sirven para medir el tiempo de cocción.

-¿Cómo aplicar esta técnica?

Para llevar a cabo este método, todo lo que hay que hacer es usar un temporizador para dividir las tareas en intervalos. Es decir, que puedes usar cualquier dispositivo móvil o reloj que tengas a mano. Respecto a la duración de los intervalos, ésta suele rondar los 25 minutos con descansos cortos entre ellos. 

De esta manera, para hacer tu primer pomodoro, tan solo tienes que ajustar el temporizador a 25 minutos y situarlo cerca de dónde te vayas a colocar para poder verlo. Tras estos 25 minutos de trabajo ininterrumpido, deberás hacer un descanso de unos 5 minutos. En este breve descanso, puedes hacer lo que quieras, siempre y cuándo no esté relacionado con la tarea que acabas de hacer. Es decir, puedes ir a beber agua, coger el móvil o escuchar una canción, lo que te apetezca en ese momento. 

Una vez finalizado el descanso, vuelve a ajustar el temporizador para hacer tu segundo pomodoro. El proceso es exactamente el mismo. Aunque después de hacer cuatro pomodoros, es decir, tras dos horas de trabajo, el descanso a realizar debe ser más largo. La pausa a realizar deberá durar unos 30 minutos y durante este tiempo, recuerda no hacer nada relacionado con lo anterior ni nada excesivamente complejo.

Asimismo, si quieres aplicar esta técnica de manera más pro, también puedes hacerte una tabla o lista con las actividades que quieres realizar durante tu jornada. De este modo, cada vez que finalices una, deberás tacharla de tu hoja. Así podrás ver con más claridad las cosas que has conseguido hacer durante el tiempo que llevas trabajando. 

-¿Por qué?

Pues el hecho de hacer un movimiento físico para activar el temporizador, junto con el sonido que éste produce, nos hace enviar una orden clara al cerebro de que va a entrar en un periodo de trabajo. Del mismo modo, el sonido del temporizador durante estos 25 minutos también puede ayudar a mantener la concentración y obviar las distracciones. 

 

En otras noticias relacionadas, la firma de moda Office vende unos zapatos «Me Too» como vestimenta de trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.