Necesito avanzar, ¿debería irme por un tiempo?

¿A dónde vamos? ¿Donde nos encontramos ahora? ¿Dónde podemos estar? ¿Qué podemos hacer para llegar a donde queremos estar?Estas son preguntas que todo tipo de personas a menudo tienen que preguntarse a sí mismas cuando echan la vista a largo plazo.

A medida que se acerca el final del año, es un buen momento para reflexionar, discutir qué podría haber ido mejor, qué ha ido bien en los últimos 12 meses y planificar lo que está por venir.

Sin embargo, analizar estos aspectos  puede ser una molestia, ya que estamos empantanados con las tareas cotidianas. Además de eso, estas discusiones pueden acabar con soluciones temporales, que no nos ofrecen resultados a largo plazo.

Entonces, ¿retirarnos por un tiempo puede ser una buena idea? Pues no tiene por qué, ya que en muchas ocasiones los retiros  fracasan por la sencilla razón de que nos desconectamos totalmente de nuestros problemas.  Aunque, estos tiempos de reflexión y discusión son cruciales para el crecimiento, es importante conocer las luchas, las tensiones y los desafíos antes de planear formas de avanzar.

Por lo que, una buena manera de sacar el máximo provecho de nuestros retiros, es mirar a través de los ojos de un extraño nuestra situación. Consultar a diferentes tipos de personas, ver ejemplos de otras vidas y en definitiva, analizar nuestra trayectoria desde el punto de vista de otra persona es fundamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.