3 trucos para agrandar tus zapatos

No tiene sentido, pero lo hacemos. En gran cantidad de ocasiones, compramos calzado que nos queda pequeño. Puede ser porque nos gusta el modelo o porque tenemos la esperanza de que no nos hagan daño.

En cualquier caso, si este es tu caso, a continuación te ofrecemos tres claves que pueden ayudar a agrandar tus zapatos.

-La técnica del congelador:

Para este truco, tan solo necesitas dos bolsas pequeñas de congelador. Basta con llenarlas de agua, colocarlas en tus zapatos e introducirlos en el congelador. Al día siguiente, quita los zapatos del congelador y deja que las bolsitas se derriten. Finalmente, seca tus zapatos con toallas de papel.

-El truco de los calcetines:

Sencillo, pero efectivo. Es suficiente con llevar nuestros zapatos con un par de calcetines gruesos durante un par de horas.

-La técnica del periódico:

Coge papel de periódico, enróllalo y colócalo en el interior de tus zapatos durante unos días. Problema solucionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.