Analizar obras de arte ayuda a los radiólogos a identificar anomalías

¿Describir obras de arte ayudaría a los residentes médicos a analizar mejor las radiografías? Un nuevo estudio realizado por dos profesores de la Escuela de Medicina de Yale lo demuestra.

Los profesores Rob Goodman y Michael Kelleher pidieron a residentes médicos analizar 15 radiografías anormales, antes y después de someterlos a una sesión de ejercicios de interpretación de obras de arte. De esta manera, se pudo observar que los residentes identificaron correctamente cuatro anormalidades más después de participar en la sesión de arte.

Linda Friedlaender, directora de educación de la Yale Center for British Art (YCBA) y fundadora del programa de Mejora de la Observación, afirma que adaptó el programa existente para residentes de radiología de Goodman, ya que originalmente fue pensado para los pasantes de dermatología.

La sesión de entrenamiento en la galería de arte tiene una duración de dos horas y media. En primer lugar, se les da a los participantes radiografías y se les pide que identifiquen cualquier anormalidad. Luego, los residentes se dividen en grupos y se les asigna un cuadro, tienen 12 minutos para estudiarlo y anotar notas. A continuación, se pide a los residentes que describan su pintura a profesionales especializados en arte. 

El profesor Goodman afirma que entrenar a los residentes en una galería de arte es especialmente útil, ya que aunque no pueden utilizar los términos empleados en radiología,  cualquier persona con su lenguaje puede describir los hallazgos encontrados en las pinturas.

Además, una trampa común en la radiología es la “satisfacción de la búsqueda”. Es decir, parar cuando se ve algo, aunque falten resultados potencialmente más importantes. Un problema que les ayudan a resolver en estas sesiones, cuando los estudiantes dejan de analizar la pintura al encontrar un significado en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.