Los fanáticos de los alimentos picantes tienen menos presión arterial

Las personas a las que les encantan los alimentos picantes consumen menos sal y tienen una presión arterial más baja, lo que podría reducir su riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Así lo afirman los resultados del estudio Zhiming Zhu de Third Military Medical University en Chongqing, China.

De esta manera, se comprobó que cuando a las personas no les interesaba la comida picante, consumían un promedio de 13,4 g de sal por día. Pero, cuando a la gente le gustaba y consumían platos picantes, su ingesta de sal promedio era de 10.3 g por día.

Por lo que, la presión arterial sistólica fue de 8 mmHg más baja para las personas fanáticas de los alimentos picantes que para las personas con la tolerancia más baja a las especias. Asimismo, la presión arterial diastólic era 5 mmHg más baja para los amantes de las especias.

Una dieta alta en sal durante mucho tiempo se ha relacionado con mayores probabilidades de desarrollar presión arterial alta y enfermedades del corazón, así como con un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardíaca.

Los investigadores utilizaron técnicas de imagen para observar las dos regiones del cerebro de los participantes, la ínsula y la corteza orbitofrontal, que se sabe que están involucradas en el sabor salado. De esta manera, descubrieron que las áreas estimuladas por la sal y la especia se superponían, y que la especia aumentaba aún más la actividad cerebral en las áreas activadas por la sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *