River Island utiliza a modelos infantiles con discapacidades para su nueva campaña

En los últimos años, cada vez son más las iniciativas, las agencias como la rusa Lumpen o las marcas como Tommy Hilfiger las que apuestan por la diversidad.

La última en unirse a esta campaña es River Island. Firma que acaba de lanzar su visión sobre la publicidad diversa mediante la contratación de un grupo de modelos infantiles, todos los cuales presentan discapacidades.

Los niños, procedentes del Reino Unido, tienen entre 3 y 10 años, y han sido diagnosticados con diferentes afecciones. Entre ellas, se encuentran el Síndrome de Down, la parálisis cerebral o los problemas de visión.

Todos los modelos están representados por la agencia Zebedee Management, especializada en trabajar con clientes con discapacidades.