Los secadores de manos propagan bacterias fecales

Los resultados de un nuevo estudio han demostrado que los secadores de manos nos rocían bacterias en exceso.

El informe, publicado en Applied and Environmental Microbiology, estudió los secadores de manos de los baños públicos de la Universidad de Connecticut para conocer si éstos aspiraban microbios infecciosos y los redistribuían.

Un hecho que ya había sido observado anteriormente en estudios previos, en los que se descubrió que nuevos secadores de manos propagaban los gérmenes más que cualquier otro secador.

En este estudio, los investigadores se enfocaron en los secadores de menor potencia, ya que investigaciones previas habían sugerido que estos tipos tenían menos probabilidades de propagar. No obstante, descubrieron que todavía son lo suficientemente potentes para fumigar bacterias fecales.

En teoría, cuando tiras de la cadena de un inodoro con la tapa abierta, éste envía partículas fecales al aire, donde permanecen hasta que se enciende el secador de manos. Luego son absorbidos por la secadora, calentados y vueltos a escupir, en todas sus manos húmedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.