¿Cuáles son los mejores colores para hacer una presentación?

La originalidad es un punto fuerte. Pero, a veces, no es necesario. Especialmente, en aquellos temas que buscan más proporcionar un determinado tipo de información y no tanto emocionar.

La regla de oro a la hora de realizar una presentación es la claridad. Cuántas menos palabras se empleen y más concisa sea, ésta tendrá una mayor calidad.

Respecto al color utilizado para su diseño, no hay una regla específica que nos indique lo que debemos hacer. Aunque, sí que hay una serie de consejos que nos recomiendan qué tonos podemos elegir si no queremos comernos la cabeza y obtener un buen resultado.

-Un clásico es el empleo del fondo rojo y las letras blancas, o viceversa. Puesto que el rojo nos proporciona intensidad, al mismo tiempo que ambos colores combinan muy bien, nos transmiten un sentimiento de armonía y facilitan la lectura.

-El black to white o al revés. Resulta un poco menos intenso el efecto que con el empleo de los colores anteriores, aunque sigue proporcionando armonía y sencillez.

-Blanco sobre azul. Puede aportar un efecto informativo bastante interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.