¿Qué hacer si se te queda una lentilla dentro del ojo?

Quitarse una lentilla del ojo en algunas ocasiones no es una tarea fácil. Si tú alguna vez has llevado lentillas, es muy probable que sepas de lo que estamos hablando. Además, este problema es especialmente común para aquellos que las han usado durante mucho tiempo.

Las lentes de contacto pueden quedarse pegadas porque se secan a causa de su uso prolongado o porque han salido fuera de su lugar habitual. En el caso de que quieras quitártelas, pero no puedas, puedes intentar realizar las siguientes recomendaciones:

-Humedece la lentilla. En primer lugar, lávate las manos e intenta mantener la calma. Trata de humedecer la lente y espera unos cuantos minutos para permitir que  se hidrate y se suavice. Asimismo, cierra los ojos y masajea suavemente el párpado. Esta técnica ayudará a que la lentilla se recoloque en su sitio y sea más fácil quitársela.

-Masajea el párpado. Cierra los ojos y utiliza los dedos para masajear suavemente el párpado. Puedes intentar quitártelos al colocar un dedo sobre cada párpado y aplicar una presión suave mientras parpadeas. A continuación, levanta el párpado, si la lente sigue pegada y crees que puede encontrarse debajo del párpado, trata de levantar este último lejos del ojo y de darle la vuelta. 

-Cosulta con un oftalmólogo. Por último, si todos estos métodos fallan, acude a un especialista. 

Aunque recuerda que lo más importante es conservar la calma. Es imposible que la lentilla se vaya hacia dentro del ojo. En el caso de que se desplace fuera de la cornea, se encontraría bajo el párpado superior o inferior, o hacia el lado nasal o temporal, pero dentro del “saco conjuntival”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.