Las claves para no parecer nervioso aunque realmente lo estés

Los nervios nos pueden jugar muchas malas pasadas. Hay ocasiones en las que por mucho que los tratemos de controlar, nos resulta un reto imposible. Por lo que, no nos queda más remedio que aceptarlos e intentar superarlos poco a poco.

Aunque si queremos disimularlos, existen una serie de consejos que nos pueden ayudar:

En primer lugar, hay que tener en cuenta la postura corporal, ya que es un instrumento continuo de emisión de señales de nuestro de estado de ánimo. Hay que intentar estar erguido, mirar a los ojos a las personas, no realizar excesivos movimientos con el cuerpo y controlar la respiración.

Asimismo, la sonrisa es un elemento fundamental. Una sonrisa natural de vez en cuando es la mejor muestra de relajación y confianza. Sin olvidar el hecho de que es un factor que puede ayudar mucho también a las otras personas con las que estamos interactuando.

Por último, hay que intentar no hablar demasiado deprisa. Puesto que ello indicará que queremos terminar cuanto antes y que no estamos a gusto. En este sentido, la carcajada continua también es una gran delatadora de nuestro estado de ánimo. Por lo que, es recomendable tratar de evitar ambas señales si queremos disimular nuestros nervios.

https://media.giphy.com/media/l3q2PUMfj6iZyE2pG/giphy.gif

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *